22Enero2017

Destacado

“En nombre del feminismo estamos yendo en contra del feminismo”

La periodista Mariana Moyano solicitó derecho a réplica por el artículo "Polémica defensa de Mariana Moyano al cantante del Otro Yo", publicado en APU.

Por Santiago Asorey

La entrevista surge como un pedido a réplica de la periodista Mariana Moyano a raíz de una nota publicada desde Agencia Paco Urondo sobre la polémica que generaron en las redes sociales unos dichos de la comunicadora que muchos usuarios relacionaron con la causa de Cristian Aldana, el músico investigado por la Justicia por abuso de menores.

APU: ¿Qué le interesaría aclarar sobre el artículo publicado en AGENCIA PACO URONDO?

Mariana Moyano: Hay datos biográficos propios que para mí son muy importantes para que se entienda por qué me enfurece esta frivolización. Yo cuando tenía 9 años fui abusada por un señor que era una especie de tío. No me violó, pero sí fui abusada en reiteradas oportunidades. Cuando me animé a contárselo a mis viejos tenía entre 10 y 11 años y se hizo lo que había que hacer. En ese momento, no era tan sencillo como ahora que ese tema fuera un tema. Porque no lo era. Porque estaba oculto. Yo por suerte me atreví a contarlo.

Con posteridad trabajé con las primeras mujeres que empezaron a trabajar la violencia de género en la Argentina, que fueron Marcela Rodríguez, Diana Staubli y Silvia Chester, en los 90s. Milité, además, en el feminismo en los Encuentros de Mujeres y recuerdo perfectamente bien que las mujeres biológicas impedían que las mujeres trans participaran de los encuentros de mujeres. Eso siempre me pareció mal. Porque las que me enseñaron feminismo fueron básicamente las mujeres trans, empezando por Lohana Berkins, con la cual me unía una amistad entrañable.

A mí me parece que en las redes sociales se dice muy livianamente que hay abuso de tal cosa, que hay violencia de género de tal otra. A mí me sale decir: no se caguen en las que padecimos de verdad el abuso cuando éramos pequeñas. Hice una comparación temporal y expliqué: cuando tenía 15 años, empecé a salir con quien fue mi novio durante ocho años que tenía 24 años. En los 80 era común que chicas menores saliéramos con mayores. Era muy común. Por más que se horrorice el nuevo progresismo victoriano. A mí lo que me pasó cuando empecé a ver que en las redes se dice cualquier cosas de cualquiera fue salir a decir eso. No estoy haciendo una defensa de Cristian Aldana. Estoy diciendo: paren un cambio. Porque en los 80s las chicas menores de 18 salíamos con tipos más grandes y eso no significa que éramos violadas. De cada cosa hay que hablar con cuidado, porque yo sí fui abusada. Entonces no hablen livianamente del abuso.

APU: El 22 y el 23 de diciembre salen diversos tuits que generaron mucha polémica porque fueron leídos masivamente en relación a la causa Aldana; que en esos días fue indagado y quedó con prisión preventiva. Uno dice: “Hola. Es mi hora de frivolizar todo. Vengo a denunciar que siendo menor de edad en los 80 cogí y mucho, mucho, mucho. Y con mayores de edad”.

MM: Qué culpa tengo que lean eso así. ¿En base a eso dicen que soy una defensora de abusadores? Tuiteé eso y ustedes y la Izquierda Diario dicen que yo hago una defensa de Aldana, que es un abusador, en vez de llamarme por teléfono y preguntarme por qué dije eso.

APU: ¿Los tuits entonces no hacían alusión a Aldana? ¿Fue solo una coincidencia?

MM: Estoy hablando de algo que viene de hace un año, con un montón de casos. Por ejemplo, la chica que denunció a Dante Palma dice que yo defiendo abusadores, porque no condené o maté a Dante Palma. ¿Sabés por qué no lo hice? Porque esa chica dijo que yo había llegado a trabajar a Canal 7 porque me había acostado con un tipo. Yo me callo estas cosas, porque soy una mina cuidadosa, hasta este momento me las callo. Vienen diciendo una cantidad de cosas sobre el abuso y la violencia que son frivolizaciones totales. Yo vengo hablando de este tema en Twitter hace un año y medio, vengo hablando de las “feministas recién llegadas, de las kioskeras.”

APU: El punto es que en el caso Aldana, un juzgado rechazó el pedido de excarcelación solicitado por la defensa del imputado por el delito de abuso sexual y el juzgado habla de la gravedad de los delitos por los cuales es acusado. Que incluye diversas denuncias y todas graves. ¿No estaría esto enmarcado en el ejemplo que usted da en sus tuits?

MM: Pero yo qué tengo que ver con Aldana, no estoy hablando de él. Ustedes quieren leer mis tuits al calor del caso Aldana y yo estoy hablando de algo hace un año medio que es la frivolización del feminismo y la violencia de género. Leé mis tuits. Tengo decenas de miles de tuits sobre eso. Buscá en el día de “Ni una Menos” las cosas que dije sobre las personas que arman “kioskos” con la violencia de género. Ahí nadie dice “Mariana se separa de Ni una Menos”. Porque convenía a la causa. Ahora sí porque no conviene. En un momento las salí a criticar porque estaba todo el feminismo mainstream festejando a Madonna. ¿Madonna? Si hay una figura fálica es Madonna. Está todo para el que quiera ver en mi Twitter, hace un año y medio vengo planteando esto.

Nunca dijeron nada, ahora que salgo justo el día que pasa lo de Aldana, resulta que me acusan de ser la defensora de un abusador. Paremos con esta locura que pasa en las redes sociales. Que empezamos a destrozar cualquier cosa y frivolizar la violencia de género. No se trata así un tema tan delicado. ¿Vos sabés lo que es tener el cuerpo de un varón encima que vos no deseas sobre vos? Es intransferible. Yo no voy permitir que alguien diga que una relación consensuada a mis 16 años fue una violación porque no lo fue.

APU: Quedaron los tuits vinculados al tema de la causa Aldana porque ese día Aldana había sido indagado y usted hacía mención al problema de las relaciones entre mayores y menores. Justo ese mismo día...

MM: Si hubiesen sido mis únicos tuits sobre el tema, te lo entiendo. De la nada sale la mina a hablar del tema. Pero no es el caso, hace un año y medio que vengo hablando de esto. Cuando fue el caso de Lucía también me pronuncié, en cada caso doy una opinión. ¿Pero por qué en este caso dicen que estoy defendiendo a alguien? Eso es lo estoy preguntando todo el día en Twiter y a los que publicaron esas notas. Porque antes jamás hicieron una vinculación y ahora sí la hacen. Hay que tener cuidado porque a partir de tres tuits alguien hace una nota periodística, diciendo que yo defiendo a una persona acusada de abuso.

APU: Entonces, queda claro que no hacía alusión a la causa Aldana.

MM: Es que estoy hablando de todas las causas. No hablo de los expedientes que no conozco. Hace un año y medio vengo diciendo: córtenla con la frivolización. Toda causa se tramita donde corresponde. Hay casos donde no hay causas. ¿Hacemos de cuenta como que sí? Qué nos queda a las mujeres que sí fuimos abusadas, que sí fuimos a la Justicia. Que padecimos eso en soledad. Que lo atravesamos con nuestra familia. ¿Es lo mismo decir algo en Twitter que hacer una denuncia cuando tenés 11 años?

Es un grito desesperado el mío. Las que fuimos chiquitas y fuimos abusadas no queremos más eso. No puede valer lo mismo un tuit que una situación muy traumática para una nena de 11 años que se anima abrir la boca y hablar. Te estoy hablando de 1980, plena dictadura. ¿Sabés lo que era hacer una denuncia de esas características en plena dictadura?

Seamos serios y cuidadosos de las personas que padecieron esto. Yo hablo en general. No puse ningún nombre. Si vos leés mi twitter vas a ver que hay cosas muy específicas que son las que sé. Las que no sé son generalidades y no las menciono. Porque una red social no es un lugar para acusar y para hablar de algo tan traumático y terrible. Ahora me están diciendo por qué no condenaste a Dante Palma. Desde cuando yo tengo que expedirme sobre todas las cosas graves que se dicen en el mundo. ¿Por qué tengo esa obligación? ¿Por qué trabajé en 678? Me dijeron de todo y yo no me expido sobre causas que no conozco.

APU: También ahí se cruza la situación de Dante Palma, sobre la que se le pidió en las redes una posición. 

MM: Esta chica Julieta, que denunció a Dalma Palma, me pide desde el día uno que me expida sobre Palma. Vi en su momento que estaba circulando un tuit donde ella dice que yo llegué a Canal 7 por acostarme con alguien. Me acusa a mí para acusar a Dante Palma. ¿Cómo me saco ese San Benito de encima después? Se la dejé pasar, porque pensé que debía estar pasando una situación traumática. Así estuve un año, dejándosela pasar. Hoy me cansé.

APU: En uno de los tuits habla del “monstruo que están creando las feministas recién llegadas a todo”, algo que generó también muchas críticas. En un contexto muy complicado con una gran cantidad de casos de femicidios. ¿A qué se refiere con ese “monstruo”?

MM: En los años 90, Rodríguez y Staubli conducían la Dirección de la Mujer en Vicente López y abrieron el primer centro que abordó en serio el tema de violencia de género. Y ahí aprendí sobre la violencia de género, no todo, pero entendí de qué se trataba. Comprendí que la violencia de género existe en el momento en que se ejerce un poder del hombre sobre la mujer. Eso obviamente es muy difuso y hay que entender qué quiere decir específicamente cada cosa. Por ejemplo: yo he tenido discusiones acaladoradas y hasta físicas con mi ex marido y jamás podría decir que ahí hubo violencia de género. Por otro lado, he tenido situaciones en las cuales no hubo gritos o discusiones, pero que sí fueron violencia de género. Lo que quiero decir es que hay tener mucho cuidado cómo se identifica.

Es decir, cuando el poder de un hombre sobre una mujer se ejerce por el hecho de ser mujer. Ese es el corte donde uno dice "esto es violencia de género". Lo que estoy diciendo es que si cualquier cosa es violencia de género, nada es violencia de género. A eso me refiero con el monstruo. O cómo postula una rama dentro de este espacio que se dice “feminista”, que el patriarcado se inicia en la penetración. O sea que las mujeres que son heterosexuales son sí o sí víctimas de una dominación sexual. Me niego. Me niego a este nivel de frivolización y de sectarismo. Este nuevo movimiento que se adjudica la palabra del feminismo y que livianamente dice que cualquier cosa es abuso, cualquier cosa es patriarcado. Cualquier cosa es violación. Por ejemplo, la penetración. Y deja a las mujeres heterosexuales dentro de un espacio de dominación. Nos condenan a que sí o sí somos abusadas. Que si yo puedo voy a intentar parar. Hay que leer mucho para entender el feminismo, no es solamente ir a una marcha y sentirse empoderada. El feminismo es un movimiento emancipador y libertario, y lo que nunca puede hacer es condenar los deseos de una mujer. Sino estamos volviendo a un orden victoriano. En nombre del feminismo estamos yendo en contra del feminismo.

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore