26Febrero2017

En qué cama duerme Vilma Ibarra, por Santiago Gómez

Habiendo sido (Ibarra) una de las principales defensoras del accionar de Ibarra durante la tragedia de Cromagnon, que recordemos no se presentó al lugar de la tragedia.

http://www.vilmaibarra.com.ar/wp-content/uploads/2009/05/vilma1.jpg

 

 

Por Santiago Gómez

Luego de leer en Clarín las afirmaciones que Vilma Ibarra realizó, respecto a que “la centroizquierda dio por sentado que se debía apoyar la AUH y mirar para otro lado ante los casos de corrupción”, podemos saber para qué lado mira en la cama de Puerto Madero, considerando que ella apoyó la AUH y duerme con Alberto Fernández, al que deducimos que no debe mirar ni al acostarse ni al despertarse.

Las referencias a la relación que Vilma, que es Ibarra, mantiene con el primer Jefe de Gabinete del kirchnerismo, también operador de la candidatura presidencial de Cavallo en el 2001, lobbysta de Repsol y el Grupo Clarín, se deben a que la ex legisladora decidió llevar la discusión en términos de “esposas y esposos”. Hizo referencia a la presencia en la lista del Frente para la Victoria bonaerense de Mónica Macha, histórica militante de Morón y esposa del exintendente de dicha localidad, como un elemento aritmético: “Sabattella sumó a su esposa como candidata a senadora provincial”. Quien salió a cuestionar desde la ética el accionar del titular del AFSCA, quien desde el 2011 integra el mismo Frente que el intendente de Merlo, Othacehé, habla como si fuese una recién llegada a la política. Quien se preocupa por la corrupción nada dice de su defensa del accionar de Aníbal Ibarra en Cromagnon, ni de las alianzas realizadas por su “amor”, como nombra a Alberto Fernández, según pudimos saber por los mails que se filtraron como “Argenleaks”, quien se sumó a “La Juan Domingo”, donde si hay algo que no sobran son los bebés de pecho.

Las omisiones a su pasado, a su historia, es una característica de Vilma Ibarra. En su página web reconoce haber sido asesora del FREPASO en la Constituyente de 1994, pero no nombra a ninguno de los partidos políticos  que le posibilitaron acceder a los distintos poderes legislativos que integró: el de la Ciudad no Autónoma de Buenos Aires, y las cámaras de diputados y senadores de la nación. La madrina de Gonzalo Ruanova, parece que se olvidó el recuerdo que dejó su equipo en el CGP 12 de la CABA. Habiendo sido una de las principales defensoras del accionar de Ibarra durante la tragedia de  Cromagnon, que recordemos no se presentó al lugar de la tragedia, y habiendo asumido como diputada nacional dentro de la lista del Frente para la Victoria en el 2007, cuando “su amor” era Jefe de Gabinete, quizá no sea muy loco pensar que no fue por su aguerrida militancia frepasista que consiguió el lugar en la lista.

“¿Dónde están las voces de la centroizquierda kirchnerista, que hace no muchos años convocaban votos, voluntades y militancia, con un discurso que demandaba una justicia independiente, una mejor redistribución del ingreso y una lucha frontal contra la corrupción, el clientelismo político y la re-reelección menemista?” se pregunta Ibarra. La Ibarra que integró el FPV, que intenta asociar la reforma del poder judicial como un ataque a la independencia de la justicia, es la misma que en el “II  Seminario Sobre Temas Polémicos Del Derecho Constitucional "Germán J. Bidart Campos"
realizado en la Facultad de Derecho de la UBA el 28 de Agosto de 2012
, afirmó que “es bueno y necesario democratizar el poder”. Es también la misma Ibarra que fue parte de la reforma constitucional que le posibilitó la reelección al menemismo, la militante del Partido Comunista, que en dicho seminario reconoció que hay quienes critican la Constitución del 94, que ella ayudó a confeccionar, por su alineamiento al Consenso de Washington, pero que ella prefiere no opinar al respecto, sino solamente oponerse a “la reelección indefinida”, la cual la Presidenta jamás promovió.

Ibarra afirma que “la centroizquierda kirchnerista, después de unos años, pareció adherir a la teoría del “combo”, y dio por sentado que para defender la AUH había que mirar para otro lado cuando se hablaba de Jaime, Boudou o Lázaro Báez”, como si ella no hubiera apoyado la AUH mientras Jaime y Boudou eran funcionarios nacionales, y mientras su amorcito se cruzaba periódicamente con Lázaro Báez. Llama la atención que quien circula por los mismos lugares que el vicepresidente de la nación, quien como Boudou duerme en Puerto Madero, ponga tanto el acento en la corrupción. O se olvida que fue la corrupción lo que posibilitó Cromagnon, o se olvida que en el 2007 andaba llorando por el aumento de los precios, pero que gracias a su amorcito pudo comenzar el año viajando por Granada, como publicó PERFIL.

A nadie debe sorprender que Clarín le haga un lugar a Vilma Ibarra, no sólo porque su amorcito Fernández es tan bien tratado por el diario, del que se comprobó lobbysta, sino porque ella, como él, y por eso se aman tanto, también salió a defender a los periodistas del Grupo, desde su página personal, cuando el folcklore militante empapeló algunas paredes de la ciudad. Si Ibarra utiliza Clarín para manifestar su preocupación por ciertos silencios, a nosotros nos preocupan algunos silencios de ella. Soy periodista, quiero preguntar: ¿me das una nota Vilma?

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore

Contacto

Para comunicarte con la redacción de APU escribinos a agenciapacourondo@gmail.com