23Enero2017

No hay que abusar de las tesis conspiracionistas

Por Nahuel Placanica y José Cornejo I A partir de los saqueos que tuvieron lugar en distintos puntos del país, resulta necesario pensar la coyuntura más allá de las interpretaciones conspirativas.

http://www.eltribuno.info/salta/Multimedios/imgs/207901_620.JPG?v=4

Entre ayer y hoy se produjeron saqueos en distintos puntos del país, desde Rio Negro hasta Santa Fe, pasando por la provincia de Buenos Aires. Desde los medios de comunicación se estigmatizaron los robos, se hicieron comparaciones forzadas con la crisis del 2001 y en casi todos los casos, se denunció una conspiración detrás.

Las situaciones en Rosario y Bariloche se desataron a partir de coyunturas locales. La ciudad rionegrina se vio afectada durante varios meses por la erupción del volcán Puyehue en junio de 2011, desatando una crisis del turismo, pilar fundamental de la economía regional. La falta de políticas adecuadas agudizó esta situación. En Rosario se produjeron recientemente lluvias que, ante la falta de infraestructura, hicieron colapsar los barrios más carenciados. La falta de respuesta a los reclamos generó un contexto conflictivo. Los casos del Conurbano son menos claros en cuanto a sus causas pero todos tienen algo en común.

Siempre es posible que haya organizaciones políticas detrás de los saqueos, pero eso es algo que debe demostrarse. Lo que en todos los casos está presente es la resultante de un año complejo, con signos de estancamiento económico, que sientieron sobre todo los trabajadores (y sus hijos) que no gozan de paritarias.   

Desconocer este malestar lleva a hipótesis forzadas. Entre ellas se cuenta denunciar que los Grupos Económicos (como Clarín) tienen control de las villas, como desafortunadamente esgrimió un legislador provincial. La figura de Duhalde como el gran titiritero del caos resulta cada vez más inverosímil. Y la reciente conferencia de prensa de Hugo Moyano (“el gobierno organiza los piquetes para victimizarse”) demostró sus limitaciones a la hora de hablar sobre hechos de estas características.

Más inteligente resulta pensar cómo avanza el proyecto nacional en los sectores más postergados, incorporando al análisis el contexto de crisis internacional y las limitaciones del propio modelo.

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore