23Enero2017

La cultura volvió a la calle

La reapropiación del espacio público a partir del festejo popular constituye una política social orientada a destruir jerarquías y desigualdades: democratiza el acceso a la cultura al tiempo que transforma cada evento en una experiencia colectiva.

http://elojocondientes.files.wordpress.com/2010/05/bicentenario-argentina.jpg

Por Luciana Sousa l El kirchnerismo reintroduce la tradición del festejo popular con el festival del 25 de mayo de 2004, primer aniversario de la asunción de Néstor Kirchner, en lo que representa la vuelta del pueblo a la misma plaza donde, poco más de dos años antes, el Estado reprimía a los manifestantes, asesinando a cinco personas. (Ver Nota)

Desde entonces, distintas experiencias culturales se realizan de manera gratuita y en espacios públicos: los festejos por el Bicentenario; el Día de los Derechos Humanos (9d); el Carnaval; Tecnópolis; entre otros.

http://1.bp.blogspot.com/-4jMCCx0pVEY/UMYg7yjABhI/AAAAAAAAJOY/jq_5L9cyNMk/s1600/PlazaDeMayo9D.jpg

La reapropiación del espacio público constituye una política social orientada a destruir jerarquías y desigualdades: democratiza el acceso a la cultura al tiempo que transforma cada evento en una experiencia colectiva.

Esta experiencia, además, supone un vínculo comprometido con la gestión de ese espacio, diferencia esencial entre la figura de pueblo y la idea de “vecinos”. En ese sentido, la Ciudad de Buenos Aires se vuelve escenario de este contrapunto: mientras los vecinos “piden soluciones”, el pueblo se hace cargo de la gestión de su propio espacio a través de centros culturales y comunitarios, asambleas, toma de colegios, etc.

http://argentina.indymedia.org/uploads/2010/05/bicentenario_fotos_the_boston_globe_011.jpg

Así, el festejo cultural en espacios públicos se opone a las políticas recreativas privatistas del gobierno de Mauricio Macri, que propone el cierre de espacios como la Sala Alberdi y los talleres protegidos del Hospital Borda, así como el cerco y la intervención de plazas, como sucediera en Parque Centenario. Estas medidas avanzan además sobre los puestos de trabajo de artesanos, cooperativas y pequeños productores e impiden una experiencia de compra y consumo alternativa a la de las grandes cadenas de supermercados y negocios de marcas.

Es por eso que, a diez años de la asunción de Néstor Kirchner, el festejo popular en un espacio como la Plaza de Mayo constituye la reivindicación de una política cultural democratizadora y la resistencia del pueblo de la Ciudad de Buenos Aires a la avanzada privatista del gobierno macrista.

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore