23Enero2017

Sindicalismo: nuevos apoyos a Scioli desde el massismo

En el marco del 50° Congreso de Sanidad, los dirigentes Héctor Daer y Carlos West Ocampo expresaron a través de un documento su respaldo a la candidatura del Frente para la Victoria.

Mirá el documento completo del 50 Congreso de Sanidad: 

Los delegados congresales de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina, reunidos en la ciudad de La Falda provincia de Córdoba, con motivo de celebrar el quincuagésimo Congreso Nacional Ordinario, luego de dos días de deliberaciones y debates, han elaborado el siguiente documento final:

La unidad del movimiento obrero y el compromiso militante en la elección presidencial, para garantizar la plena vigencia del modelo sindical y los derechos sociales adquiridos. La búsqueda permanente de la Justicia Social como elemento esencial de la transformación de una sociedad injusta y desigual, ha sido desde siempre el norte del accionar de las organizaciones sindicales.

Las conquistas sociales alcanzadas, los derechos individuales y colectivos de los trabajadores activos y pasivos y el pleno ejercicio de los derechos de presión, protesta y huelga, garantizados por nuestro ordenamiento legal, no son permanentes ni definitivos.

En los últimos sesenta años de historia, los embates del neoliberalismo escondido detrás de cada golpe militar y presente en algunos gobiernos constitucionales, ha perseguido la destrucción de los sindicatos con la intención de disminuir el valor de los salarios y aumentar la desprotección de los trabajadores, multiplicando las ganancias de las empresas.

Con trabajadores divididos, desprotegidos y sin negociaciones colectivas, los salarios disminuyen en la misma proporción en que crecen las ganancias de las empresas. La transferencia de recursos de los que menos tienen a los sectores más ricos de la sociedad acrecienta la desigualdad y la injusticia social.

Durante los últimos doce años, los sindicatos y los trabajadores activos y pasivos, hemos acumulado derechos colectivos e individuales, que debemos defender y exigir la ampliación y su mejora. La unidad del movimiento obrero, no es sólo un objetivo largamente declamado, sino una necesidad impostergable para potenciar la fuerza transformadora de los sindicatos argentinos.

La unidad es garantía del pleno ejercicio de nuestro modelo sindical, orgullo de los trabajadores argentinos y ejemplo para los sindicatos del mundo. Lo debemos defender de los ataques que por derecha y por izquierda pretender asestar los enemigos de los trabajadores, que cobijados en la falsa bandera de la Libertad Sindical buscan dividirnos y debilitarnos.

Curiosa coincidencia de ideologías antagónicas, que alejadas de los trabajadores buscan con objetivos distintos el mismo resultado, la destrucción de nuestro modelo sindical. Estos derechos colectivos consagrados y ejercidos durante los últimos años con absoluta naturalidad, pueden evaporarse rápidamente como ha pasado en otras latitudes, provocando la pérdida de derechos individuales, la caída de los ingresos de los trabajadores y el aumento de la desigualdad social.

En pocos días los trabajadores deberemos optar entre dos candidatos a ocupar la presidencia de la Nación, sus ideales y compromisos con la defensa de los derechos de los trabajadores son bien distintos. La elección de uno u otro postulante no debe resultarnos indiferente,con independencia de nuestros deseos individuales o nuestros derechos políticos, en esta elección definiremos el futuro de nuestros derechos colectivos.

La continuidad de los derechos adquiridos se garantiza con la elección del candidato peronista, si por el contrario se impone el cambio, cambiaran nuestros derechos en la dirección contraria a los intereses de los trabajadores. Años de lucha, de persecuciones y muchos derechos adquiridos a fuerza de perseverancia, unidad y compromiso, podrían perderse en una opción individualista y egoísta.

En estos días hemos celebrado setenta años de aquel maravilloso 17 de octubre de 1945, ícono de la consagración de los derechos del trabajador y de las organizaciones sindicales.

Hoy debemos reivindicar aquella gesta gloriosa que reconoció el papel de los sindicatos en el desarrollo de una sociedad democrática y sentó las bases de la justicia social.Errores propios, omisiones voluntarias e imponderables circunstancias internacionales hoy nos colocan frente a una nueva encrucijada y los caminos conducen a destinos muy distintos.

Estamos obligados por tradición histórica, pertenencia social y compromiso militante a garantizar la continuidad de la vigencia de todos nuestros derechos individuales y colectivos.El peronismo nos dio la identidad, la lucha y la unidad nos dieron el crecimiento y la militancia nos dará la continuidad.

Trabajemos intensamente para mantener los derechos sociales adquiridos para poder así transformar definitivamente a nuestro país, en una sociedad mucho más justa e igualitaria. Acompañemos sin dudas ni mezquindades al candidato peronista, redoblando nuestros esfuerzos para garantizar el triunfo.

Relacionadas: Dirigente sindical "delasotista" respaldó a Daniel Scioli en Córdoba

Relacionadas II: “Daniel Scioli es quien mejor representa nuestro modelo de trabajo”

Footer

2005 – 2015 Colectivo de Comunicación Paco Urondo
Los contenidos de este sitio web están sujetos a una licencia Creative Commons.
Diseño y programación: Matías Aguirre – Vladimir Di Fiore